Si eres un amante de las plantas y especialmente de las rosas del desierto, seguramente te has preguntado cómo puedes propagarlas por esquejes. En este artículo, te enseñaremos cómo plantar rosa del desierto por esquejes para que puedas convertirte en un experto en su cultivo y propagación.

La rosa del desierto, también conocida como Adenium obesum, es una planta suculenta que se originó en África y Arabia. Es popular por sus hermosas flores en forma de trompeta y su tronco grueso y bulboso. Si eres un apasionado de las plantas, es probable que ya tengas una rosa del desierto en tu colección. Pero, ¿sabías que puedes propagarlas por esquejes?

La propagación por esquejes es una técnica común utilizada para crear nuevas plantas a partir de una planta madre. Es una forma efectiva de propagar plantas que no se reproducen por semillas o para mantener ciertas características de la planta madre. La rosa del desierto puede ser propagada por semillas, pero puede tomar mucho tiempo para que las plantas crezcan y florezcan. Por otro lado, la propagación por esquejes es una forma más rápida de obtener nuevas plantas con las mismas características de la planta madre.

Como sembrar rosa del desierto por esquejes

La rosa del desierto, también conocida como Adenium, es una planta tropical que se caracteriza por sus flores vibrantes y su forma peculiar. Una forma común de propagar esta planta es a través de esquejes, lo que permite a los jardineros crear nuevas plantas a partir de una planta madre. Plantar rosa del desierto por esquejes es un proceso sencillo y gratificante.

Para comenzar, necesitarás cortar un tallo sano y maduro de la planta madre. Asegúrate de utilizar una herramienta afilada y esterilizada para evitar dañar la planta. El esqueje debe tener al menos 10 centímetros de largo y contener varias hojas. Luego, retira las hojas inferiores del esqueje, dejando solo las hojas superiores intactas.

Siembra tu jardín de verano: conoce las plantas ideales

A continuación, debes preparar un medio de enraizamiento adecuado para los esquejes. Una mezcla de turba y perlita en partes iguales suele funcionar bien. Llena una maceta con esta mezcla y haz un agujero en el centro lo suficientemente grande como para acomodar el esqueje.

Ahora es el momento de plantar el esqueje en el medio de enraizamiento. Coloca el tallo en el agujero de la maceta, asegurándote de que las hojas superiores queden por encima del nivel del sustrato. Presiona suavemente el sustrato alrededor del tallo para asegurar la estabilidad. Después de plantar el esqueje, riégalo ligeramente para humedecer el sustrato.

Rosa del desierto propagación

La rosa del desierto es una planta suculenta muy popular debido a su belleza y resistencia. Una forma común de propagar esta planta es a través de esquejes. Los esquejes son pequeñas ramas cortadas de una planta madre que se plantan para desarrollar raíces y convertirse en una planta independiente.

Para propagar una rosa del desierto por esquejes, primero debes elegir una rama sana y madura de la planta madre. Es importante que la rama tenga al menos unos pocos centímetros de grosor y que esté libre de enfermedades o daños.

Una vez que hayas seleccionado la rama adecuada, debes cortarla con una herramienta de poda limpia y afilada. Haz el corte en un ángulo de 45 grados para aumentar la superficie de contacto con el sustrato y facilitar la absorción de agua y nutrientes.

Después de cortar el esqueje, es recomendable dejarlo secar al aire libre durante unos días para que se forme una capa protectora en el corte. Esta capa ayudará a prevenir infecciones y acelerará el enraizamiento del esqueje.

Una vez que el esqueje esté seco, puedes plantarlo en un sustrato adecuado para suculentas. Asegúrate de que el sustrato esté bien drenado para evitar el encharcamiento de agua, lo cual podría pudrir las raíces. Coloca el esqueje en posición vertical y presiona ligeramente el sustrato alrededor para asegurarlo en su lugar.

Paso 1: Preparación de los esquejes


Antes de comenzar a plantar los esquejes, es importante prepararlos adecuadamente para aumentar las posibilidades de éxito. Para hacer esto, sigue los siguientes pasos:

Siembra en febrero: cultivos ideales para Cantabria

1. Selecciona una rama saludable

Busca una rama saludable y madura en la planta madre. La rama que selecciones debe tener al menos 10 centímetros de largo y 1 centímetro de diámetro. Debe ser una rama que no tenga flores o yemas, ya que estas pueden dificultar el crecimiento del esqueje.

2. Corta el esqueje

Usando una tijera de podar o un cuchillo afilado, corta el esqueje justo debajo de un nudo o yema. Asegúrate de que el corte sea limpio y recto para evitar dañar la rama madre.

3. Elimina las hojas inferiores

Elimina las hojas inferiores del esqueje, dejando solo 2 o 3 hojas en la parte superior. Esto ayudará a reducir la cantidad de agua que el esqueje necesita para sobrevivir y a fomentar el crecimiento de raíces.

4. Deja que el esqueje se cure

Deja que el esqueje se cure durante 24 horas antes de plantarlo en una maceta. Esto permitirá que el extremo del esqueje se seque y forme una costra protectora que ayudará a prevenir la pudrición al plantarlo.

Paso 2: Plantación de los esquejes


Una vez que hayas preparado los esquejes, es hora de plantarlos en una maceta. Sigue estos pasos para asegurarte de que los esquejes estén plantados correctamente:

1. Prepara la maceta

Elige una maceta de al menos 15 centímetros de diámetro y 20 centímetros de profundidad. Llénala con una mezcla de tierra para cactus y perlita en partes iguales. Asegúrate de que la maceta tenga buen drenaje.

2. Haz un agujero en la tierra

Usa tu dedo o un lápiz para hacer un agujero en el medio de la tierra. El agujero debe ser lo suficientemente profundo para sostener el esqueje hasta donde las hojas inferiores solían estar.

3. Coloca el esqueje en el agujero

Coloca el esqueje en el agujero y presiona la tierra alrededor del tallo para mantenerlo en su lugar. Asegúrate de que el esqueje esté firmemente plantado en la tierra y que las hojas superiores estén por encima de la superficie de la tierra.

4. Riega el esqueje

Riega el esqueje suavemente para asegurarte de que la tierra esté húmeda pero no empapada. Puedes usar un pulverizador para regar el esqueje y evitar que se dañe. Coloca la maceta en un lugar cálido y brillante, pero evita la luz solar directa.

¡Cultiva tu propia pitahaya en casa! Aprende cómo sembrarla fácilmente

Paso 3: Cuidado de los esquejes


Después de plantar los esquejes, es importante cuidarlos adecuadamente para asegurarte de que crezcan y se conviertan en hermosas plantas de rosa del desierto. Sigue estos consejos para cuidar tus esquejes:

1. Mantén la tierra húmeda

Mantén la tierra húmeda pero no empapada. Riega los esquejes una o dos veces por semana, dependiendo de la humedad ambiental. Evita regarlos en exceso, ya que esto puede provocar la pudrición de las raíces y matar el esqueje.

2. Proporciona luz y calor adecuados

Coloca la maceta en un lugar cálido y brillante, pero evita la luz solar directa. La luz del sol directa puede quemar las hojas del esqueje y dañar su crecimiento. Si no tienes suficiente luz solar natural, puedes usar una luz de crecimiento para proporcionar la luz necesaria.

3. Fertiliza regularmente

Fertiliza los esquejes con un fertilizante líquido para cactus y suculentas una vez al mes. Esto proporcionará los nutrientes necesarios para que los esquejes crezcan fuertes y saludables.

4. Vigila las plagas y enfermedades

Vigila los esquejes para detectar signos de plagas y enfermedades como cochinillas, ácaros y pudrición de raíces. Si notas algún problema, trata los esquejes inmediatamente para evitar que se propaguen a otras plantas.


Plantar rosa del desierto por esquejes es una excelente manera de propagar estas hermosas plantas suculentas. Con los cuidados adecuados, tus esquejes crecerán y se convertirán en hermosas plantas para decorar tu hogar o jardín. Sigue estos consejos y conviértete en un experto en la propagación de rosas del desierto por esquejes.


  • La rosa del desierto es una planta suculenta originaria de África y Arabia.
  • La propagación por esquejes es una técnica efectiva para crear nuevas plantas de rosa del desierto.
  • Los esquejes deben ser seleccionados y preparados adecuadamente antes de plantarlos.
  • La tierra, la luz, el calor, el agua y la fertilización son factores importantes a considerar para el cuidado de los esquejes.
AspectoDetalle
Plantas involucradasRosa del desierto (Adenium obesum)
Técnica de propagaciónPropagación por esquejes
Preparación de esquejesSelección de rama saludable, corte, eliminación de hojas inferiores y curado
Plantación de esquejesPreparación de maceta, agujero en la tierra, colocación del esqueje y riego
Cuidado de esquejesMantener la tierra húmeda, proporcionar luz y calor adecuados, fertilizar regularmente y vigilar plagas y enfermedades

 

 

Publicaciones Similares

2 comentarios

  1. genial siempre he querido tener una rosa del desierto en mi jardín voy a intentarlo!

  2. Me parece interesante, pero ¿qué pasa si no tengo una rama saludable?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *